El Reino Milenial

Escrito por Héctor Holowaty
Valora este artículo
(1 Vote)

Esta doctrina bíblica es muy importante saber y entender, aunque llevaría mucho tiempo poder captar en su totalidad lo que es el milenio; trataremos de desarrollar en forma breve los principios que nos muestran esta las características de este tiempo maravilloso que vivirá el planeta y en especial se verá en forma literal el cumplimiento de los pactos de Dios para con Israel.

No hablaremos de las diferentes posturas de los teólogos con respecto a esta enseñanza, más bien trataremos el punto de vista bíblico del tema y lo haremos más bien de modo práctico.

1) El Milenio y los Pactos de Dios:

Pacto con Abraham: Son las promesas firmes que hizo Dios a Abraham en relación a la tierra que poseerían sus descendientes, la cual sería perdurable y no se revocaría esta promesa. Génesis 12:1-3; 13:13-17; 15:18-21; 17:2-7.

Pacto con Israel: En este pacto vemos los aspectos de lo que Dios se comprometió a hacer con la Nación de Israel. Éxodo 19:4-6; Ezequiel 16:60-63; 36:28-29; Isaías 11:11-12; Miqueas 2:12-13.

Pacto con David: Aquí vemos lo relacionado al reino y principado de David, de su descendencia saldría el Rey del futuro Reino Milenial. 2Samuel 7:8-16; Isaías 11:1-2; 55:3; Jeremías 23:5-8; Ezequiel 34:23-25; 37:23-24.

El Nuevo Pacto a Israel: En esto vemos la completa reconciliación espiritual de Dios con Israel y la promesa de un nuevo corazón de carne dispuesto a obedecer en forma perfecta a su Rey y Mesías. Jeremías 31:31-34; 32:35-40; 11:17-20; Romanos 11:26-27.

2) La Neutralización del Pecado y Confinamiento de Satanás:

A penas termine la batalla final del Cordero y Rey de reyes y Señor de señores con la Naciones del mundo, que se reunirán en el valle de Armagedón (Apocalipsis 16:12-16); Un ángel enviado por Dios prenderá a Satanás atándolo con una cadena, por mil años; dice Apocalipsis 20:1-3: "Vi a un ángel que descendía del cielo,  con la llave del abismo,  y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón,  la serpiente antigua,  que es el diablo y Satanás,  y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo,  y lo encerró,  y puso su sello sobre él,  para que no engañase más a las naciones,  hasta que fuesen cumplidos mil años;  y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo."

3) Los Nombres de Cristo, Relacionados con el Milenio:

Los nombres que se dan al Rey Mesías en el milenio, son los títulos con los que se le reconocerá e identificarán la característica de su Reino. En el milenio, la teocracia será el gobierno absoluto en la Soberanía del Mesías. Todo se centrará en la Persona de Cristo y nada pasará por desapercibido; aunque pareciera en una primera impresión, que es algo rígido y sin tregua, será lo mejor que tendrá la humanidad como gobierno, justicia, economía y espiritualidad. Notemos algunos de esos Nombres y características.

1- El Renuevo: En este nombre, se refleja los nuevos comienzos en el Reinado, en la política y adoración en el milenio, la restauración de la Justicia perfecta y la Paz verdadera: Isaías 4:2; Jeremías 23:5; 33:15; Zacarías 3:8; 6:12,13.
2- Jehová de los Ejércitos: En esta ocasión se refiere a su porte como comandante en Jefe del Ejército del Reino, un estado militar totalmente sometido y fiel a Él. Isaías 24:23; 44:6 (Apocalipsis 1:8, 11a).
3- La Vara de Isaí: En este título vemos la autoridad absoluta de Cristo como Rey en el milenio: Isaías 11:1,10 (Daniel 7:13,14). Otros Nombres relacionados a esto son: El Rey (Isaías 33:17,22); El Juez y Legislador, Sol de Justicia: (33:22; 11:3,4; 16:5; Malaquías 4:2); El Mesías Príncipe, el Príncipe de los príncipes (Daniel 9:25-26a; 8:25).
4- El Redentor, El Pastor, La Luz: Aquí notamos el aspecto espiritual del Reino Milenial, una espiritualidad centrada totalmente en Cristo y bajo su perfecto escrutinio. Isaías 59:20; 41:14; 40:10,11; Ezequiel 37:24 (Juan 10:11); Isaías 60:1-3 (Juan 8:12).  

4) Las Condiciones del Reino Milenial:

1- Una Creación Restaurada al estado original de Génesis 1:3-2:6: Al mirar con atención 2Pedro 3:13, el apóstol hace referencia a los Cielos nuevos y tierra nueva, en el Milenio nada de lo que conocemos será igual, sino mucho mejor y más hermoso paisaje, flora y fauna; habrá un orden y disciplina jamás conocido por los seres humanos después del pecado y maldición de Génesis 3:9-19 y  el diluvio Génesis 6:12,13; 7:17-24. Algunos pasajes que nos hablan de esa nueva Creación: Isaías 65:16,17,25; 11:6-9.
2- Paz; Gozo, Alegría; Consuelo: Lo que el mundo tanto desea y busca con ansias; en esta época será una realidad sin precedentes e inigualable: Paz, Isaías 9:6; 32:17,18;2:4; 66:12,13. Gozo, Isaías 9:3,4; 12:3-6; Salmo 100:1-3. Consuelo, Isaías 12:1,2; 40:1,2; 66:13,14.
3- Santidad; Justicia; Gloria, Resplandor y Luz: Algo que no faltará, será la seriedad y lo necesario, para que la maldad esté ausente, estos tres elementos serán el fundamento del gobierno de nuestro Señor: Santidad, Isaías 35:8; Zacarías 8:3; 14:20,21.  Justicia, Isaías 1:26,27; 11:5; 42:1-4. Gloria, Isaías 35:2; 60:1-9, 19-20; Zacarías 2:4,5.
4- Conocimiento; Instrucción; Madurez: Estas aptitudes se magnificarán enormemente en el Milenio; el saber, será algo nunca conocido por el hombre y mujer después de la entrada del pecado. Las capacidades intelectuales, de instrucción y conocimiento avanzarán al punto del hombre en su estado de inocencia en Génesis 1:26,27; 2:7,19-20. Pero a su vez irá mucho más que eso, por el hecho que entenderá también todo lo relacionado al pecado y la historia transcurrida dentro de ese período. Las condiciones de la mente en el Milenio serán tremendamente avanzadas a la de nuestro tiempo actual. Notemos algunos pasajes: Conocimiento, Isaías 11:1,2,9; Habacuc 2:14. Instrucción Isaías, 2:2,3; 30:20,21; 54:13. Madurez, Miqueas 4:1-3.
5- Ausencia de Enfermedad, Sanidad, Mantenimiento de la Salubridad: Otro aspecto del que será librado el mundo en la nueva creación, serán los dolores y enfermedades tan característicos en lo contemporáneo. Incluso las deformidades físicas se regularizarán y todo cuerpo que entre a la era Milenial será sanado y bien formado. Veamos los siguientes pasajes: Ausencia de Enfermedad, Deuteronomio 7:12-15; Isaías 33:20-24. Sanidad, espiritual y física, Jeremías 30:16,17; Isaías 35:3-6; Miqueas 4:6,7; Ezequiel 47:1-9. Mantención de Salubridad, Isaías 65:19,20,23.
6- Trabajo y Prosperidad Económica: Una gran prosperidad laboral y económica se vivirá en el Milenio; será un tiempo dorado en los emprendimientos y en los alcances empresariales y agrícolas. Habrá una corrupción cero en el Reinado de nuestro Señor que por la ausencia del pecado, todo deseo de negocios y agricultura, será en buena animosidad y siempre en abundancia. Isaías 62:6-9; 65:21-23; 30:23-25; Jeremías 31:5,12; Ezequiel 36:28-30; Joel 2:21-27.
7- Plenitud del Espíritu, Adoración uniforme y Una Lengua solamente: Si hay algo hermoso y que será muy nuevo para los habitantes del Milenio, es la Presencia en todo del Espíritu santo y la adoración dirigida por Él mismo, todos tendrán un solo motivo a adorar y dar gloria, la Persona del Rey Mesías, todo girará en torno a eso. A su vez, volverá el lenguaje a ser como antes de la Torre de Babel; la ausencia de la barrera lingüística será quitada y así, todos entenderán perfectamente las directrices para todo lo que se deba hacer en relación a la adoración y el resto de las actividades. Miremos algunos pasajes: Plenitud del Espíritu, espiritual, Ezequiel 36:26-28; 37:13,14; Isaías 44:1-5; Adoración única, Isaías 45:22-24; 52:7-10; Zacarías 13:1-4; Isaías 66: Un lenguaje, Sofonías 3:9; (ver Génesis 11:5-9).
8- La Presencia de Dios en Cristo y Su Dominio completo: No debemos olvidar bajo ningún concepto que la más grande característica del Milenio será la presencia de Dios en Cristo. Todo lo que viva, respire y todo lo que se haga en el Reino, será por y para nuestro Señor, en Él se manifestará la Presencia de Dios y Su habitación en la nueva Creación y Reino. El verdadero gobierno mundial será en el Milenio y a su vez se irá intensificando el mismo hasta la eternidad sin la total presencia del pecado. Notemos los siguientes pasajes: Ezequiel 37:26-28; Zacarías 2:10-13; Apocalipsis 21:3

5) El día del Reposo de Dios Milenial:

Un punto a tener en cuenta también, es el día del Reposo de Dios en este Reino que vendrá. En el Milenio habrá una actividad constante de adoración a través de los sacrificios levíticos y que es una actividad, que se realizaba principalmente en los días de reposo en Israel.

Desde la finalización de la Creación, el día séptimo fue de mucha importancia para Dios; en Génesis 2:1-3 dice: "Fueron,  pues,  acabados los cielos y la tierra,  y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo;  y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo,  y lo santificó,  porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación." Notemos la cantidad de veces que aparece la expresión "día séptimo; y reposó". Ahora, veamos dos pasajes relacionados al término "día" en relación a Dios. Dice el Salmo 90:4: "Porque mil años delante de tus ojos SON como el día de ayer,  que pasó, Y como una de las vigilias de la noche." También en 2Pedro 3:8 dice: "Mas,  oh amados,  no ignoréis esto: que para con el Señor un día ES como mil años,  y mil años como un día." Estos dos versículos, están separados en un tiempo de más o menos 1600 años en tiempo de escritura, pero ambos enseñan lo mismo. Nuestro mundo desde la Creación original, tiene unos seis mil años de existencia, y mirando cómo se van dando las cosas en nuestro planeta, ya estamos cerca de lo que será el séptimo milenio; aunque ya estamos cruzando el séptimo milenio, Dios decidirá cuándo comenzará el séptimo día Milenial. Miremos algunos pasajes relacionados a este tema: Isaías 56:1-9; 66:22,23

6) El Templo Glorioso y la Adoración Levítica al Rey del Milenio:

Cuando miramos Ezequiel 40:1--46:24; en todos estos capítulos miramos algo que no podemos negar que sea impresionante, nos referimos al Templo Milenial y a los sacrificios levíticos que se suceden en él y la reestructuración del sacerdocio. Todo esto llama la atención, cuando observamos desde el punto en el tiempo de la Iglesia, donde todo esto supone haber finalizado, con lo hecho por Jesucristo en el Calvario. El Nuevo Pacto en la Sangre de Cristo se nos abre un paso libre al Padre y a la Salvación completa (Hebreos 10:10, 12-14, 19-22). Si a la primera lo miramos de este modo, tendremos un montón de dudas que podrían asaltarnos, pero dejemos que la Escritura, nos ayude en esto y miremos porqué sucede esto. Tratemos este tema por puntos para organizarnos mejor la aplicación de esto.

1- Propósitos del Templo en el Milenio: La construcción del mismo, tendrá el propósito de ser el lugar principal del Trono del Rey y todo lo relacionado al gobierno y adoración en el Reino en Israel. dice Ezequiel 43:1-7: "Me llevó luego a la puerta,  a la puerta que mira hacia el oriente; y he aquí la gloria del Dios de Israel,  que venía del oriente;  y su sonido era como el sonido de muchas aguas,  y la tierra resplandecía a causa de su gloria. Y el aspecto de lo que vi era como una visión,  como aquella visión que vi cuando vine para destruir la ciudad;  y las visiones eran como la visión que vi junto al río Quebar;  y me postré sobre mi rostro. Y la gloria de Jehová entró en la casa por la vía de la puerta que daba al oriente. Y me alzó el Espíritu y me llevó al atrio interior;  y he aquí que la gloria de Jehová llenó la casa. Y oí uno que me hablaba desde la casa;  y un varón estaba junto a mí, y me dijo:  Hijo de hombre,  este es el lugar de mi trono,  el lugar donde posaré las plantas de mis pies,  en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre;  y nunca más profanará la casa de Israel mi santo nombre,  ni ellos ni sus reyes,  con sus fornicaciones,  ni con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos." Desde los tiempos del mismo Ezequiel, a poco tiempo del cautiverio israelita, la Gloria de Jehová se había apartado del templo salomónico que aún sobrevivía (Ezequiel 8:3,4; 10:18-20); por eso la Gloria de Jehová, volverá a llenar el nuevo Templo. Ahora, la Gloria de Dios en Cristo, será la que brillará y dará vida a la adoración en Jerusalén. Desde ese lugar El Señor dirigirá todo el mundo y desde ahí reinará. La Gloria del Señor no podrá ser diseminada en forma completa en el mundo, por el pecado latente que habrá en muchos habitantes del Milenio y no podrán resistir la presencia de Él. Por eso, el templo cumplirá la función de ser la habitación de la Gloria del Señor, hasta que sea consumado el destierro completo del pecado.
Debe entenderse que este Templo, no estará en la misma ubicación que los de Salomón, Zorobabel y Herodes (en tiempos de Jesús). Las dimensiones que da Ezequiel del mismo, indica un tamaño muy superior a todos los anteriores; de hecho (Ezequiel 43:7-12). La envergadura del área del Templo es muy superior a los templos anteriores, vemos esas medidas en Ezequiel 42:15-20. La zona sagrada, separada por el muro alrededor, hará una separación muy marcada del resto de Jerusalén y del resto del mundo, será un área de acceso para pocos, que se compondrá principalmente por los sacerdotes del orden de Sadoc.   
2- El Sacerdocio y los Sacrificios en el Templo Milenial: Cuando miramos atentamente a los capítulos de Ezequiel 40--48; no podemos dejar de notar la presencia de cámaras  y vestíbulos sacerdotales (Ezequiel 40:46). Vemos el Altar y la mesa de madera (41:22). Vemos el Lugar Santísimo y el Atrio del interior del Templo (41:1-4). Si miramos con atención, todo esto nos lleva a recordar los tiempos del sacerdocio aarónico en tiempos de Moisés; pero debemos notar algo importante en todo esto, no son del todo los mismos sacrificios y ceremoniales; de hecho, el sacerdocio no será más de los descendientes de Aarón, sino de los de Sadoc (40:46; 43:18,19; 44:15,16). Sadoc hizo su ministerio en los tiempos de David y Salomón, cuando se revelaron con Absalón y en la rebelión de Adonías, él con sus hijos no participaron de ella, sino fueron fieles al rey y al sucesor de éste, a quien Dios mismo había dispuesto. A su vez el linaje de Sadoc, ya viene en la línea del reinado mesiánico desde los tiempos de David. Los sacerdotes del orden aarónico fueron desechados por Dios por la apostasía que hicieron y a su vez haciendo apostatar a la nación tras la idolatría, comenzando en los tiempos de Elí (1Samuel 2:33-36; 1Reyes 2:27) y en especial en los tiempos previos al cautiverio (2Crónica 36:15-21); los levitas del linaje aarónico, sólo servirán en áreas fuera del santuario y en asuntos de cuidados y portería externos al lugar santo; no podrán nunca acercarse al altar (44:10-15)
Cuando miramos 44:28-31; 46:3-20 no podemos dejar de observar todo el sistema de sacrificios y ofrendas que se harán en el templo, tanto por el príncipe y el pueblo, hay todo un sistema sacrificial que se ofrecerá en adoración al Rey y Sumo Sacerdote Milenial. La gran diferencia con el Tabernáculo y el Templo de Salomón, es, que no estará el Arca del pacto, ni el Propiciatorio con los querubines y sus alas extendidas, que se encontraba detrás del velo en el Lugar Santísimo. La causa es sin lugar a dudas, porque la Presencia de Jesucristo estará en ese Lugar y Él será el que dará los beneficios espirituales a los adoradores y penitentes que lleguen al Templo para recibir el favor del Rey.
Pero ante todo recordemos un punto importante aquí; estos sacrificios y adoración en el Templo Milenial está relacionado a la nación de Israel que estará restaurada para entonces y se relacionaran todos estos ceremoniales a ellos específicamente, NO a la Iglesia en el Milenio y a las naciones en el Reino. Se debe hacer esta distinción en forma de manera muy importante, de lo contrario, habrán serias dificultades de interpretación bíblicas. Notemos entonces cual será el propósito de los sacrificios en el Milenio:

3. Los sacrificios en el Milenio, no serán expiatorios, ser relacionan principalmente a la exaltación del Cordero de Dios que ya quitó los pecados del mundo (Hebreos 12:22-24). Los sacrificios en el Milenio, no serán con el mismo sentido que se hacían en el pacto mosaico, sino que tendrán más que ver como punto de partida el pacto davídico, que se relaciona al Reino eterno de su descendencia y el sacerdocio que continuaría con los descendientes de los hijos de Sadoc (1Reyes 2:35); que más bien se complementaban como parte de la adoración a Dios en el templo, que solo el aspecto expiatorio. Recordemos que el Sacrificio de Cristo tendrá su valor expiatorio inalterable en el Milenio.

4. Los sacrificios en el Milenio serán conmemorativos a la nación de Israel del Acto expiatorio por excelencia, el de nuestro Señor Jesucristo. Cuando miramos los capítulos de Ezequiel 40--48; no se dice nada de que serán para obtener salvación y perdón de pecados, sino, que son ofrendas de reconocimiento al Rey y su benevolente Salvación a la nación de Israel de entre todas las naciones de la tierra. Un pasaje que ha traído confusión es el de Ezequiel 43:19-25; pero en el mismo, no se habla de expiaciones para salvación, sino los holocaustos y sacrificios serán para la inauguración del sacerdocio del orden de los hijos de Sadoc y la santificación de los elemntos del Templo, para que comience a cursar la Ley de la Casa, dice el pasaje: "A los sacerdotes levitas que son del linaje de Sadoc,  que se acerquen a mí,  dice Jehová el Señor,  para ministrar ante mí,  darás un becerro de la vacada para expiación. Y tomarás de su sangre,  y pondrás en los cuatro cuernos del altar,  y en las cuatro esquinas del descanso,  y en el borde alrededor;  así lo limpiarás y purificarás. Tomarás luego el becerro de la expiación,  y lo quemarás conforme a la ley de la casa,  fuera del santuario. Al segundo día ofrecerás un macho cabrío sin defecto,  para expiación;  y purificarán el altar como lo purificaron con el becerro. Cuando acabes de expiar,  ofrecerás un becerro de la vacada sin defecto,  y un carnero sin tacha de la manada; y los ofrecerás delante de Jehová,  y los sacerdotes echarán sal sobre ellos,  y los ofrecerán en holocausto a Jehová. Por siete días sacrificarán un macho cabrío cada día en expiación;  asimismo sacrificarán el becerro de la vacada y un carnero sin tacha del rebaño. " No confundamos los motivos de los sacrificios del Milenio con los del pacto mosaico.

7) La Iglesia en el Milenio:

Cuando estudiamos este tema, es imposible no ver a Israel constantemente en protagonismo. La razón es, como ya lo dijimos, que el Milenio es el tiempo donde Dios exaltará a esta nación por sobre todas las otras y ninguna tendrá predominio e importancia como ella; por eso es difícil desconectar a Israel del Reino Milenial. (60:1-14)
Pero, no podemos olvidar que la Iglesia de Cristo partirá a la presencia del Señor antes de la Gran Tribulación y por supuesto de la Segunda Venida de Cristo; esto no da a entender que, los creyentes, de esta época, ya palparán la Gloria del Señor antes que Israel y las naciones gentiles, es importante saber esto, para ir entrando al lugar que tendrá la Iglesia en el Milenio. Tratemos de diagramar este tema en una forma más comprensible.

1- La Iglesia no estará en las mismas actividades que Israel: ante todo, debemos entender que la Iglesia de Cristo es eso, es de Él, Ella es la Esposa del Salvador, la cual la ganó con su sangre (Hechos 20:28; Efesios 5:24-27). Así como Dios tiene un plan para Israel, lo tiene también para la Iglesia y es importante entender esto. La Iglesia tendrá una actividad de gobierno y sacerdocio, más relacionada a las naciones gentiles; dice Apocalipsis 2:24-27: "Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira,  a cuantos no tienen esa doctrina,  y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás,  yo os digo:  No os impondré otra carga; pero lo que tenéis,  retenedlo hasta que yo venga. Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin,  yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro,  y serán quebradas como vaso de alfarero;  como yo también la he recibido de mi Padre;" Este pasaje está en el contexto de la Iglesia, es el mensaje que dirigió nuestro Señor a la iglesias en los capítulos 2 y 3. Es evidente que la Iglesia tendrá un lugar muy especial de parte del Señor en el gobierno y sacerdocio relacionado a las naciones gentiles.
2- La Iglesia tendrá una tarea principalmente de Gobierno en todos los campos y un Sacerdocio: Jesús dijo a Pedro en Mateo 19:28: "Y Jesús les dijo:  De cierto os digo que en la regeneración,  cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria,  vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos,  para juzgar a las doce tribus de Israel." Desde los apóstoles, quienes fueron los primeros creyentes y a quienes Dios usó para diagramar el mensaje del Evangelio de Cristo; hasta el cristiano más pequeño en obras a su Señor, estarán en posiciones de autoridad. Por supuesto, lo apóstoles, como en este pasaje, tendrán una posición primordial, pero no olvidemos, que los tales son parte de la Iglesia del Señor. Ahora, en los paralelos de Marcos y Lucas Jesús dice: "Entonces Pedro comenzó a decirle:  He aquí,  nosotros lo hemos dejado todo,  y te hemos seguido. Respondió Jesús y dijo:  De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa,  o hermanos,  o hermanas,  o padre,  o madre,  o mujer,  o hijos,  o tierras,  por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo;  casas,  hermanos,  hermanas,  madres,  hijos,  y tierras,  con persecuciones;  y en el siglo venidero la vida eterna. Pero muchos primeros serán postreros,  y los postreros,  primeros." Marcos 10:28-31 "Entonces Pedro dijo: He aquí, nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido. Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna." Lucas 18:28-30. No cabe dudas que la Iglesia será un ente muy especial en el Milenio y a su vez tendrá una relación directa con el Señor, dice Apocalipsis 5:8-10: "Y cuando hubo tomado el libro,  los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero;  todos tenían arpas,  y copas de oro llenas de incienso,  que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico,  diciendo:  Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos;  porque tú fuiste inmolado,  y con tu sangre nos has redimido para Diosde todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes,  y reinaremos sobre la tierra." Aunque no todos tendrán las mismas características en lo relacionado a los miembros de la Iglesia del Señor, pero todos estarán en un grado mayor o menor, sirviendo en áreas de gobierno y relacionadas al sacerdocio espiritual entre las naciones gentiles. Debemos entender también que no todo estarán en asuntos de reinado, sólo aquellos que han alcanzado ese grado honorífico podrán hacerlo, la condición es sufrir, con Él (2Timoteo 2:12a; Romanos 8:17,18). Jesús le dijo a sus discípulos "De cierto os digo:  Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista;  pero el más pequeño en el reino de los cielosmayor es que él." Mateo 11:11. Habrán grandes en el Reino y otros serán pequeños en sus grados de honra, pero todos serán súbditos del mismo; pero no todos estarán en áreas de reinado con Jesucristo.
3- El Sacerdocio de la Iglesia en el Milenio: Aparte de la condición de gobierno que tendrá la Iglesia, será a su vez un sacerdocio en lo espiritual y moral. La Esposa de Cristo tendrá una misión, tal como la tiene hoy, pero en una magnitud tremendamente ampliada y perfeccionada, que es la de anunciar y las virtudes y la Gloria del Esposo y Rey de reyes y Señor de señores, dice Pedro: "Mas vosotros sois linaje escogidoreal sacerdocio,  nación santa,  pueblo adquirido por Dios,  para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;" 1Pedro 2:9. El apóstol habla de un sacerdocio real, al cual pertenecemos y seguiremos en ese ministerio. La Iglesia, será la principal encargada de anunciar entre las naciones gentiles la Gloria del Rey Mesías y llevar a los habitantes a un pensamiento constante hacia Él y sus leyes y sistema de gobierno y entrega espiritual completa a la adoración al Rey, ya que como hablamos antes, no habrá otra motivación de adoración y alabanza que no sea nuestro Señor Jesucristo. "y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes,  y reinaremos sobre la tierra." Apocalipsis 5:10. Terminemos con la declaración de Juan en Apocalipsis 1:4-6: "Juan,  a las siete iglesias que están en Asia:  Gracia y paz a vosotros,  del que es y que era y que ha de venir,  y de los siete espíritus que están delante de su trono; y de Jesucristo el testigo fiel,  el primogénito de los muertos,  y el soberano de los reyes de la tierra.  Al que nos amó,  y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios,  su Padre;  a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos.  Amén."

8) La Revelión final de Satanás y la Neutralización Total y Eterna del Pecado:

En Apocalipsis 20:7-10 dice: "Cuando los mil años se cumplan,  Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra,  a Gog y a Magog,  a fin de reunirlos para la batalla;  el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra,  y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo,  y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre,  donde estaban la bestia y el falso profeta;  y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos."

No hay momento más esperado para los creyentes en el que se pondrá el punto final a la maldad y al pecado. Después del Milenio, o sea, cuando termine el período de mil años; habrá una rebelión final, donde Satanás hará el último intento para arrebatar el trono y la Gloria de nuestro Señor. La Biblia no especifica cuanto tiempo durará el tiempo de la esa organización del último ataque al Trono de Dios; pero será lo suficiente para que el Maligno pueda recorrer la tierra y engañar a las naciones.

Notemos que el ejercito que forma con engaño en las mentes de muchísimos habitantes de las diferentes naciones que serán parte del Milenio, estarán al pie de guerra bajo su comandante, Satanás; esto indica que la presencia del pecado será enorme en los corazones de muchos habitantes del Milenio y cuando sean instigados, no dudarán en oponerse al Rey Mesías y a Israel su pueblo glorificado y establecido como cabeza de las naciones. El odio hacía Israel brotará nuevamente y la malignidad se manifestará enormemente. Por la mención de Gog y Magog; pareciera que la batalla se gestará e iniciará viniendo desde el norte de Israel; posiblemente la zonas al norte, serán el lugar del comando general de las operaciones militares de Satanás. La batalla pudiera tener las mismas características que la que se describe en Ezequiel 38 y 39, pero en una envergadura, tremendamente mayor a ésta. La coalición de naciones bajo el mando de Satanás será conformada en un número de ejército, que nunca se vio ni se verá, dice el texto bíblico: "las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra,... el número de los cuales es como la arena del mar." En la coalición descrita en Ezequiel, sólo son algunas naciones de Europa oriental y Asia, en especial de la zona de Medio Oriente; pero aquí la situación es muy distinta, porque de todos los puntos del planeta se reunirán. Por esto, no debemos confundir, esta batalla de Apocalipsis 20, con la de Ezequiel 38 y 39, ya que los participantes y la forma en que se sucederán, son muy diferentes.

El final es grandioso y muy rápido en su desenlace, dice el texto arriba citado: "y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió." Breve frase, pero tremendamente significativa, ya que en un acto de Ira santa de Dios, el fuego del cielo consumirá al numeroso ejercito que organizará Satanás, todo el empeño, sagacidad, astucia e ímpetu; caerán en un sólo acto de Dios. Seguido de esto, el lanzamiento al castigo eternos en el lago de fuego y azufre, por los siglos de los siglos. Este es el fin de Satanás y sus huestes, todo terminará y el pecado será confinado con él y todo el ejercito innumerable que le seguía. "Así que,  por cuanto los hijos participaron de carne y sangre,  él también participó de lo mismo,  para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte,  esto es,  al diablo," Hebreos 2:14; La muerte y su imperio, fueron destruidos por el Sacrificio de Jesús en la cruz, pero esa destrucción será culminada en forma visible cuando el Diablo sea total y eternamente desterrados al lugar de tormento eterno.

9) La Continuidad y Eternidad del Reino de Cristo:

Un tema que a veces queda latente en los estudiantes de este tema es, que sucede después de los mil años con el Reinado de Cristo; es un tiempo estipulado en cierta cantidad de años ¿y después qué?

En ningún pasaje de la Biblia dice que habrá un fin del Reino de Cristo, más bien vemos abundantes textos bíblicos que afirman en diferentes parte del al Escritura, que su Reino es eterno, sin fin; pasajes como Salmo 89:3-4, 34-37; 45:6,7; Ezequiel 43:7-9; Daniel 7:13,14; Lucas 1:30-33; 1Timoteo 1:17; Apocalipsis 11:15; nos hablan de un Reino eterno que tendrá nuestro Señor.

El Reinado de mil años, es el cumplimiento de cientos de profecías que anuncian el Reino visible en la tierra del Mesías, en Israel y desde donde gobernará a las naciones; será el cumplimiento todo lo que Dios prometió a su pueblo escogido y lo que hasta los discípulos preguntaron al Señor antes de su Ascensión "Entonces los que se habían reunido le preguntaron,  diciendo:  Señor,  ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?" Hechos 1:6. En el Milenio Dios Reinará en y a través de Cristo en la tierra, hasta que todos los enemigos de Dios sean Destruidos.

Debemos mirar ahora un pasaje importante en este tema, no referimos a 1Corintios 15:24-28: "Luego el fin,  cuando entregue el reino al Dios y Padre,  cuando haya suprimido todo dominiotoda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies.  Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él,  claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas,  entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas,  para que Dios sea todo en todos." Aquí notamos un punto importante en lo que es el estado eterno sin el pecado y el momento previo al mismo; no referimos al Reino Milenial, donde aún estará el pecado latente y también al final se realizará la sublevación de Satanás y su destrucción completa, que resultará en la victoria total sobre la muerte y el pecado. cuando todo esto acontezca, el propio Señor se sujetará a su Padre y el Reino pasara de ser en Cristo a ser en Dios; Dios será todo en todo, la Presencia de Dios será en cada rincón eterno de Reino y todo será completa Santidad y Gloria (Apocalipsis 22:3-6). El Milenio sólo será el comienzo de la era Gloriosa y eterna que viviremos para siempre jamás.

Conclusión:

No cabe dudas que un tema como el que hemos tratado trae gran aliento y claridad en parte de lo que será nuestra futura vida con el Señor para siempre. Pudimos bordear esta enseñanza bíblica, que lamentablemente ha sido prácticamente desterrada de los púlpitos. Pero a Dios gracias que la Biblia es tan clara en enseñarnos la realidad eterna y sin fin que nos espera.

Es de gran estimulo este tema bíblico, nos da una motivación más clara de porqué debemos trabajar más por el Señor y porqué es menester ayudar a muchos a conocer a Cristo como Salvador de sus almas. Oremos para que Dios nos dé valor y constancia en el trabajo que debemos hacer para Él y en son de los que aún no tienen la esperanza que tenemos.

a su vez, es necesario orar para que estas enseñanzas se den en las iglesias, para que muchos cristianos vean cuanto la Escritura habla de los que será nuestra vida en la eternidad. Que el Señor ilumine nuestro entendimiento y guarde en sus Caminos para ser santos y sin manca en una generación oscura y sin conocimiento de Dios.

Para que seáis irreprensibles y sencillos,  hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa,  en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida,  para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano,  ni en vano he trabajado. Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe,  me gozo y regocijo con todos vosotros. Y asimismo gozaos y regocijaos también vosotros conmigo.
Filipenses 2:15-18

Visto 289 veces