El Salmo 83

Escrito por Héctor Holowaty
Valora este artículo
(1 Vote)

Un Acontecimiento Inevitable

Introducción:

Muchos son los pasajes proféticos en el Antiguo testamento y ninguno de ellos deja de tener valor, siendo que se cumplieron o se cumplirán. Lo referente al Salmo 83, es algo muy interesante cuando lo observamos con atención y consideramos la situación que presenta.
No es posible dejar de notar una coalición de naciones vecinas de Israel, un levantamiento de orden religioso y unánime de pensamiento que sólo tiene un propósito, destruir a la nación y pueblo de Dios.


El autor del mismo; hace una oración, pidiendo a Dios que haga venganza de los enemigos vecinos de su pueblo, no pide fortaleza para que la nación venza a los enemigos, sino que Dios lo haga en su Poder y Él sea glorificado en todo y reconocido en su Nombre.
Comencemos en el desarrollo de nuestro estudio que nos ayudará a ver un evento que tendrá lugar, si ya no lo tiene en nuestra generación.

1- Vv. 1, 2: "Oh Dios,  no guardes silencio; No calles,  oh Dios,  ni te estés quieto. Porque he aquí que   
                   rugen tus enemigos, Y los que te aborrecen alzan cabeza."
La oración en este Salmo es un a petición apremiante a la protección de Dios por su pueblo Israel, hay una visión del salmista de una situación que no es nada alentadora y que sin la intervención de Dios, no se podrá salir bien de ella. Le pide que no esté sin actuar ni se esté sin hacerse oír. La motivación, es la soberbia y que se personifica en el rugir y levantamiento de los enemigos del pueblo de Dios. El salmista ante todo, entiende, que lo que están haciendo estos agresores contra la nación, no es contra ella, sino también contra su Dios. (Zacarías 2:8)

2- Vv. 3-5:"Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente, Y han entrado en consejo contra  
                       tus protegidos. Han dicho:  Venid,  y destruyámoslos para que no sean nación, Y no
                       haya más memoria del nombre de Israel. Porque se confabulan de corazón a una,
                       Contra ti han hecho alianza"
La consistencia de esta coalición de distintos pueblos que se proponen destruir la nación de Israel es un ferviente anhelo de conquista y odio hacia una nación, considerada por ellos extranjera a la zona del Medio Oriente; el corazón y mente de estos pueblos está ensimismado en un acérrimo deseo de lucha en un estado de inconsciencia histórica y cultural de la zona. La ira que en los secretos de las conversaciones de estos pueblos se denota en este Salmo es lo que siempre ha ocurrido en los tiempos desde que Israel está en esa parte del planeta. Pero en este caso, la única meta que ya se pone de manifiesto es borrar del planeta todo lo que se llame de la nación de Israel. La Alianza, va más allá en el pensamiento de los enemigos, va a un deseo de guerra contra el mismo Dios de Israel, en esto podemos ver que no se trata solamente de un aspecto territorial, sino también religioso y más allá aún de envergadura espiritual. (Zacarías 12:2)

3- Vv. 6-8: "Las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal,  Amón y Amalec, Los filisteos y los habitantes de Tiro. También el asirio se ha juntado con ellos; Sirven de brazo a los hijos de Lot. "
Hay algo muy llamativo en este Salmo, y es la nomenclatura de países y pueblos que se aliarán para consultar y luchar contra Israel. Es un detalle que denota importancia y mayor entendimiento de quienes y son en forma específica los que entran en consejo para avasallar al pueblo de Dios. Todos estos pueblos están alrededor de Israel, no más allá; es interesante que se nota una coalición territorial, todos estos enemigos conjurados, están bajo un mismo pensamiento y religión hoy en día y nos referimos al Islam, es el pensamiento predominante en la región a las alrededores de Israel, el cual este último, se contrapone totalmente al Islam.
Hay que entender que esta batalla que describe el salmista, no es exactamente para sus días en su totalidad, más bien es algo para el futuro del mismo y presente quizá para nosotros; lo que vemos en los versos 3-5 es una unanimidad completa en todo lo que rodea el deseo de destrucción del pueblo de Dios. Muchas veces fueron atacados en la historia los israelitas, pero nunca en una coalición de pueblos de esta envergadura; se habla de todos los pueblos alrededor, al norte, al sur, este y oeste; incluso de naciones que están alejadas de las inmediaciones de Israel, como Asiria, al noreste, que en la antigüedad abarcaba parte de tres naciones modernas de hoy; Turquía, Irak e Irán, (ver los mapas comparativos abajo) estas tres son acérrimas enemigas y militantes contra Israel. Pero por sobre todo, también vemos los vecinos inmediatos a Israel; al este hacia y sureste Amón, Moab (tiendas de Lot), Gebal, Amalec y Edom; que hoy abarca todo el territorio de Jordania, donde impera el gupo extremista de los Palestinos; a estos últimos siempre colaboran los Árabes al Sur de Israel, estos siempre están en constante ataque hacia el pueblo de Dios. Al noroeste está Tiro, que hoy abarca la zona del Líbano, donde impera el grupo extremista Hez- Bolá; que están acompañados al suroeste por los Filisteos, hoy en día es la zona este de Egipto, donde impera el grupo extremista Hamás; que a su vez se conoce como franja de Gaza, que también están en constante acecho a Israel. Al norte tenemos a Siria, que nunca cambiaron de nombre su país y siempre han estado en constante lucha contra la nación israelita.

4- Vv. 9-12: "Hazles como a Madián, Como a Sísara,  como a Jabín en el arroyo de Cisón; Que 
                        perecieron en Endor, Fueron hechos como estiércol para la tierra. Pon a sus capitanes
                     como a Oreb y a Zeeb; Como a Zeba y a Zalmuna a todos sus príncipes, Que han
                     dicho: Heredemos para nosotros Las moradas de Dios."
De la petición a Dios por protección y su manifestación ante los enemigos de su pueblo; el salmista pasa a proponer a Dios como desea la destrucción de los que buscan acérrimamente la destrucción de Israel.
Recurre al libro de los Jueces, capítulo 4, cuando Israel estaba gobernada por los jueces, en este caso Débora era una de las profetizas de renombre, y Barac, el General de ejércitos del pueblo de Dios. Las fuerzas bélicas eran dispares a toda vista, pero a pesar de la diferencia, Barac, alentado y esforzado por Débora, en el poder de Dios, desbarataron el ejército de Sísara, general de los madianitas y así el ejercito del rey Jabín fue vencido. Hoy Israel en relación a los grandes ejércitos de los países que lo rodean está en la misma situación. Aún no se han confederado en su totalidad todas estas naciones, pero cuando lo hagan, Israel estará en la misma situación que se encontró en los tiempos de Barac y Débora; en una desigualdad descomunal.

5- Vv. 13-18: "Dios mío,  ponlos como torbellinos,  Como hojarascas delante del viento, Como fuego
                         que quema el monte, Como llama que abrasa el bosque. Persíguelos así con tu
                         tempestad, Y atérralos con tu torbellino. Llena sus rostros de vergüenza, Y busquen tu
                         nombre,  oh Jehová. Sean afrentados y turbados para siempre; Sean deshonrados,  y
                         perezcan. Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra."
Finalizando la oración, el salmista hace referencia a varios tipos de destrucción por desastres naturales como Torbellinos, vientos de gran velocidad que avanzan en círculo, llevando todo a su paso. Con fuego, en este caso es tal la fuerza de calor del fuego, que llega a quemar la piedra, como la lava volcánica; o cuando está mezclado con substancias como pólvora y otros elementos de fusión que pueden producir mayor calor que el fuego común. En tercer lugar, la tempestad, vientos calientes y de gran velocidad que son capaces de llevar todo a su paso, que a su vez son accionados por el intenso calor en la zona. Todos estos tipos de desastres naturales, son una sucesión en cadena, que son provocados por el anterior, causando una catástrofe de grandes proporciones.
Todo esto llevará a los enemigos de Israel a una vergüenza y afrenta que nunca olvidarán porque la deshonra será muy grande ante las naciones del mundo y que los obligará a reconocer que el Dios de Israel es el único verdadero y el que habita en las Alturas y que su dios, hoy en día Alá, no tiene ningún poder contra el Dios de los Ejércitos.

Conclusión:

Al estudiar el Salmo 83, podemos ver como comenzará la cadena de guerras que se darán al final de los tiempos, todas ellas tendrán un único blanco, Israel. Puede que algunas comenzarán antes de la Gran Tribulación y quizá antes que la Iglesia de Cristo parta en el Arrebatamiento.
Esta guerra que estudiamos aún no se ha dado en forma completa, porque las naciones no se han colisionado para la misma en forma total, pero no estamos lejos de ello. Oremos a Dios por su pueblo Israel y seamos sensatos y entendidos en los tiempos que vivimos, para no ser engañados por la falsa información que nos llega por los medios masivos de comunicación; abramos los ojos en una perspectiva bíblica y no en la del mundo y su sistema.

" Porque allá están las sillas del juicio, Los tronos de la casa de David. Pedid por la paz de Jerusalén; Sean prosperados los que te aman. Sea la paz dentro de tus muros, Y el descanso dentro de tus palacios. Por amor de mis hermanos y mis compañeros Diré yo:  La paz sea contigo. Por amor a la casa de Jehová nuestro Dios Buscaré tu bien."

Salmo 122:5-9

  

01

 Mapa de medio Oriente antiguo; datos dados en el Salmo 83

02

Mapa de Medio Oriente Moderno; marcando las Regiones que abarcan la confederación moderna de 
naciones contra Israel en el Salmo 83

 

03

Mapa de medio Oriente antiguo; datos dados en el Salmo 83

 

 04

Mapa de Medio Oriente Moderno; marcando las Regiones que abarcan la confederación moderna de 
naciones contra Israel en el Salmo 83
05
Mapa de Medio Oriente Moderno ampliado para mejor ubicación; marcando las Regiones que abarcan             
la confederación moderna de naciones contra Israel en el Salmo 83

Visto 214 veces